viernes, 21 de junio de 2013

La tos de las perreras

Igual que sucede en el caso de la gripe humana, la traqueobronquitis infecciosa canina, también conocida como tos de las perreras, se puede prevenir fácilmente con una vacuna.
La tos de las perreras similar a la gripe humana, es en realidad una traqueobronquitis infecciosa que afecta al tracto respiratorio, entre sus síntomas destacamos una tos seca y persistente. Es altamente contagiosa ya que se transmite vía aerosol a través de la tos y estornudos o por contacto directo (nariz contra nariz). Es muy común entre los perros que conviven en lugares donde hay una gran población perruna como residencias caninas, exposiciones e incluso parques urbanos. Además una bacteria involucrada se puede transmitir a los seres humanos sobretodo a personas con el sistema inmunológico bajo como por ejemplo las afectadas por el SIDA.
Aunque raramente, la enfermedad puede contagiarse a los seres humanos a través de las mismas vías, aérea y contacto directo, desarrollando una infección bacteriana de las vías respiratorias que presenta unos síntomas similares al catarro convencional.
Si tenemos en cuenta que nuestra mascota es muy importante en el núcleo familiar, es conveniente que además de llevar al día las vacunas de nuestros hijos hagamos lo mismo con la de nuestros perros. Ellos también se exponen al riesgo de enfermedades fácilmente prevenibles con una nueva vacuna intranasal.
Las vacunas son un elemento clave en la salud de nuestras mascotas. Es importante prevenir el contagio de enfermedades sobre todo cuando nuestras mascotas son cachorros o se encuentran en su vejez, tal y como sucede con los seres humanos. Durante el otoño "la tos de las perreras" se convierte en una amenaza para nuestras mascotas y es necesario que los amos tomen conciencia de la importancia de las vacunas.