jueves, 27 de diciembre de 2012

Genética del color en el perro Labrador

No entendía por qué mi perro podía ser negro si su madre era de color amarillo y su padre de color chocolate y encontré esta página que me lo aclara perfectamente:
 
"Para entender por qué un perro Labrador Retriever hereda su color, lo primero que hay que saber es que hay una relación de dominancia y recesividad entre los genes que determinan el color del Labrador Retriever. Los genes dominantes se representan con letra mayúscula, y los recesivos, con minúsculas. Cuando un gen recesivo se encuentre emparejado con un dominante, éste impedirá la expresión en el fenotipo del gen recesivo, aunque el gen estará en el genotipo del Labrador Retriever.

Los genes están formados por pares de alelos que se heredan de forma independiente de cada progenitor, y que se sitúan en el cromosoma en un determinado lugar. Entre estos alelos se van a establecer relaciones de tipo epistáticas o hipostáticas según dejen expresar o tapen los genes a que hacen referencia.

Los genes que transmiten el color al Labrador Retriever son dos pares, y sus relaciones de dominancia/recesividad y epi/hipostasia son las siguientes:
  • Gen B: transmite el color negro, es dominante sobre el chocolate y recesivo respecto el amarillo.
  • Gen b: alelo hipostático que permite la transmisión del color chocolate y es recesivo respecto al negro y amarillo.
  • Gen E: Este gen no transmite un color determinado, es el alelo epistatico que actúa anulando la dominancia del color amarillo, y por tanto permite la expresión del chocolate o del negro.
  • Gen e: alelo hipostático respecto del E, que permite la expresión del color amarillo dominante sobre el color negro y chocolate.
La combinación de estos genes en cuanto al color (Bb) y transmisión (Ee) dan lugar a 9 ejemplares distintos de Labrador Retriever, y el mapa genético para los diferentes colores de Labrador Retriever es el siguiente:
Ejemplares de Labrador Retriever Negro
  • EE BB : Negro dominante puro
  • EE Bb: Negro portador de chocolate.
  • Ee BB: Negro portador de amarillo.
  • Ee Bb: Negro portador de amarillo y chocolate.
Ejemplares de Labrador Retriever Chocolate
  • EE bb: Chocolate puro, puede producir cachorros negros y chocolates según su cruce.
  • Ee bb: Chocolate que podrá producir según su cruce cachorros
Ejemplares de Labrador Retriever Amarillo
  • ee BB: Amarillo puro, con pigmentación normal.
  • ee bb: Amarillo portador de chocolate, con falta de pigmentación negra en mucosas.
  • ee Bb: Amarillo con pigmentación normal en mucosas, portador de negro y chocolate "
 

domingo, 23 de diciembre de 2012

 
Feliz Navidad y Próspero 2013 a todos y todas nuestros seguidores del blog

miércoles, 19 de diciembre de 2012

Los perros hacen de médico

Según unos últimos descubrimientos los perros son capaces de detectar el cáncer de pulmón gracias a su fino olfato, lo que abre la posibilidad de salvar vidas mejorando el descubrimiento precoz de la enfermedad.
Se hizo un experimento donde se analizó 120 pruebas de aliento y los perros acertaron en el 70 % de las ocasiones cuál de ellas pertenecía a un paciente con este tipo de tumor. Los resultados han sido tan alentadores que el experimento se ampliará ahora a 1.200 pruebas más. En dos años se pretende saber cómo son capaces de distinguir los perros el cáncer solamente con el olfato y, si es posible, aplicar ese método de detección a otras enfermedades. A largo plazo y si los resultados son buenos, se pretende estudiar las células olfativas caninas para desarrollar un modelo de "nariz electrónica".
Los médicos dicen que la tasa de supervivencia del cáncer de pulmón si se descubre en las primeras etapas es del 90 %, por lo que, de desarrollarse este método de detección, se podrían salvar muchas vidas. La mortalidad aumenta de forma notable a medida que la detección es más tardía y, en conjunto, sólo el 15 % de los enfermos de cáncer de pulmón sobrevive.
Como siempre...ese amigo del hombre.

martes, 4 de diciembre de 2012

El perro Labrador, ese amigo de los niños

 
El labrador retriever, o simplemente perro labrador, es un perro de tamaño mediano, con cuerpo musculoso, fuerte y compacto. Su pecho es ancho y profundo, y la espalda es recta. Este perro es ligeramente más largo que alto. La cabeza del labrador retriever es ancha y presenta un hocico alargado y ancho. El stop es pronunciado. La raza presenta mordida en tijera, y las mandíbulas son fuertes. Las orejas del perro labrador son medianas y cuelgan a los costados de la cabeza. Los ojos tienen una expresión vivaz e inteligente, y son de color café o castaño. La cola, característica de esta raza, es gruesa en la base y termina en punta. Lleva un pelaje abundante que le confiere una apariencia redondeada, por lo que se la denomina "cola de nutria". Nunca debe ir curvada sobre el lomo. El pelaje del perro labrador es corto, denso y sin ondulaciones. Esta raza tiene doble manto. El manto interior es suave e impermeable. El manto externo es más duro y ayuda a mantener la impermeabilidad.
Los colores aceptados para el labrador son el negro, chocolate y amarillo. Este último va desde el crema claro hasta tonos rojizos. Son aceptables pequeñas manchas blancas en el pecho
Una de las características más notables del labrador retriever es su carácter. Debido a su apariencia amigable y su carácter excepcionalmente sociable, esta raza canina ha sido la más popular del mundo por más de una década. Además, la estabilidad de carácter de estos perros los ha convertido en grandes socios de la humanidad, colaborando como perros de rescate, perros de terapia, perros de asistencia y mucho más.
El labrador retriever es sociable, amigable, leal, inteligente y amante de la diversión. Esta raza es fácil de entrenar, por lo que resulta una buena compañía si se cuenta con el tiempo y el espacio suficiente. Sin embargo, aunque el labrador se ajusta bien a diferentes estilos de adiestramiento canino, es preferible emplear métodos positivos.
El perro labrador suele ser muy amigable con personas y con perros, pero debe ser socializado correctamente cuando aún es cachorro. Un labrador retriever correctamente socializado suele ser una excelente compañía para los niños.
Esta raza tiene mucha energía y necesita mucho ejercicio. Por esto, aunque puede adecuarse a vivir en un departamento, es necesario que reciba largos paseos y pueda jugar con otros perros.
La afición que tiene el labrador retriever por el agua es una de sus características conductuales. La raza también presenta una notable predisposición al cobro, por lo que es fácil enseñarles a traer cosas.
A pesar de sus grandes cualidades, el labrador retriever tiende a solicitar atención frecuentemente. Es importante educarlo desde cachorro para evitar problemas de búsqueda excesiva de atención y de ansiedad por separación.
Además, los labradores suelen tener una adolescencia prolongada, por lo que no son las mejores mascotas para personas que prefieren llevar una vida sedentaria. Sí son una buena opción para quienes disfrutan de actividades físicas al exterior.
Muchos labradores tienden a acercarse impetuosamente a otros perros, y esto puede causar conflictos con perros desconocidos. Sin embargo, el labrador retriever no es afecto a las peleas y normalmente las evita, aunque puede meterse en problemas por su ímpetu y energía.