martes, 25 de septiembre de 2012

Un gato de dos colores

Nuestra colaboradora Eva, gran amiga de los gatos nos envia una noticia curiosa sobre estos felinos: "Un gato puede ser su propio gemelo, esto sucede cuando se fusionan dos huevos en la fecundación. Y el resultado es este: El gato quimera Venus.
"Un gato que tiene la peculiar condición de poseer dos colores diferentes de ojos así como la parte anterior de su cabeza de distinto tono se está volviendo sensación en Internet.
... El nombre de este gato ‘dos caras’ es Venus, y el lado derecho de su cara es de color negro con un ojo amarillo, mientras que el izquierdo es de coloración marrón con manchas blancas (calicó) y con un ojo azul. Cabe anotar que ambos colores parecen estar exactamente divididos por la mitad.
Venus aparentemente sufre una condición llamada quimerismo , un trastorno genético que ocurre tras la fecundación y que causa que un ser vivo contenga dos tipos de material genético distinto".