viernes, 31 de agosto de 2012

Perro dálmata que adopta cordero dálmata


Hoy les muestro una fotografía curiosa de un cordero con machas como un perro dálmata que fue adoptado por una dálmata después de ser abandonado por su madre en Barossa Valley al sur de Australia

Fuente: EFE

lunes, 20 de agosto de 2012

Las ardillas ¿mascotas?

Las ardillas son amantes de la vida silvestre, aunque en su defecto son poco cariñosas y en ocasiones hasta apáticas. Si tienes este animalito como mascota, debes de mantenerla en una jaula muy amplia. Lo más recomendable es que le coloques ramas de árboles y varios tipos de madera para que se sienta en su hábitat.

Ellas pertenecen al grupo de los animales omnívoros, por lo que su alimentación no es gran problema, se pueden nutrir con cualquier tipo de alimento de supermercados o tienda de animales. Las ardillas tienen unas bolsas en la boca para almacenar su alimento y llevarlo al nido.

Recordemos que estos roedores están entre los árboles, las que viven en los bosques son las llamadas silvestres autóctonas por lo que no pueden estar en casa, sin embargo las que venden en tiendas de mascotas sí están permitidas. Por eso es importante ir a una tienda especializada en caso de querer adquirir una y obtener un ejemplar joven para que sea más fácil domesticarla.

La raza más común de ardillas es la “Ardilla de Corea”, con dorso listado en tonos marrones. En la ciudad también podemos encontrar algunas con tonos negros y grisáceos.

Ellas tienen una velocidad impresionante y son mucho más ágiles que nosotros, así que debes pensarlo dos veces antes de que querer sacarla de su jaula, si lo haces, tenla contigo bien sujetada y en una habitación chica y sin salidas accesibles. Hazlo con guantes porque si las tomas mal no dudarán en morderte para defenderse.

Si quieres comprar una pareja de ardillas y ver cómo se hacen padres, debes adquirirlas jóvenes para que se adapten bien a la convivencia y acomodarlas en una jaula muy amplia. Antes de cumplir un año ya son activas sexualmente, aunque su periodo reproductivo será en primavera. Tras un mes de gestación, pueden nacer de tres a cinco crías quienes vivirán de ocho a doce años.

La mejor edad para adquirirlas es de por lo menos de un mes y deben de alimentarse de un biberón. Si ella empieza a confiar en ti, puede hasta dormir en tu mano o en tu bolsa.

martes, 7 de agosto de 2012

Una carta que expresa el amor a los gatos

Les envio esta carta muy bonita y cargada de mucho amor de un/a amante de los animales, especialmente de los gatos, dice así:

"Me dirijo a todas aquellas personas que adóptan una mascota y en estas fechas en las que con la crisis que "corre" se pueden permitir unas grandes o pequeñas vacaciones (según posibilidades, claro) les abandonan, muchas veces abriendo la puerta del coche y...¡Ahí te quedas! O lo hacen de cualquier otra de forma. También a aquellas personas que una vez su mascota ha enfermado se deshacen de ella, hay que tener en cuenta que ell@s nos han dado mucho cariño, mucha compañía, "lo mejor de sus vidas"...

Quiero contar que mis dos gatitas están enfermas, ya sea por su edad o por lo que sea, una como ven ya va a arrastrar una diabetes de por vida (ahí en la foto con su nueva medicación y alimento) Siempre me dije que yo no sería capaz de hacerle controles pinchando sus orejitas al menos dos veces al día, para luego pincharle la insulina en el lomo, pues... He tenido que tragarme mi negativa y ahí estoy día tras día, 7'30 de la mañana y en la tarde, pinchandole porque no queda otra.

Un día de estos le comentaba al vendedor de la farmacia: Antes me llevaba una caja de ampollas Germinal o un serum de Vichy para mi uso personal, ahora las prioridades han cambiado y en vez de eso pido: Una caja de tiras para los controles de mi nena hasta que cobre.

No sé hasta donde pueda mantener la situación (la comida para mascotas diabéticos no es nada barata) pero si sé que me lo voy a quitar de mis gastos personales para que ella no se ponga peor, ahora mismo le mantengo con unos buenisimos controles y eso me da fuerza y voluntad para seguir haciendo todo lo que pueda...y más.

Mi otra gata (la grisita) está recien operada de cancer de mama, tiene 13 años. Nadie sabe lo que sufrimos las dos con esta operación, ella por su incomodidad con el isabelino,con sus dolores, yo porque ella no comía y veía que se me iba de las manos, batiendole la comida húmeda para darsela con jeringuilla...Le han quitado dos mamas y ahora...revisarle periodicamente pues muy bien puede aparecer una metástasis, aunque mi idea no es operarla más, solo cuidarla lo mejor que pueda.

Ellas me han dado mucho y yo tengo que remunerarlas ahora a ellas".

Fuente: Anónimo