martes, 10 de julio de 2012

Los perros y las vacaciones

Ahora que tenemos las vacaciones encima, es posible que que estés pensando en hacer un viaje y no sepas todavía qué hacer con tu mascota. No siempre es fácil viajar con tu mascota: el tamaño, el tipo de animal, la adaptación del mismo al lugar donde te marchas, además de los inconvenientes existentes en los complejos hoteleros, son sólo algunos de los elementos que te harán dudar sobre cómo plantear tus vacaciones. 

El perro es el animal de compañía que más depende de sus dueños: te necesita para que le saques a la calle, le pongas la comida y el agua, y también necesita que estés cerca. Aunque el viaje sea de fin de semana, el perro no es como el gato; no podrás dejarle solo. Si no puedes llevarle contigo, déjale al cuidado de amigos o familiares a quienes el perro conozca y les quiera, pero si esto es imposible, existe la posibilidad de llevarle a residencias caninas en las que él, también pasará unos días de descanso. Aquí le cuidarán muy bien y estará con otros perros.

Si decides llevarle de vacaciones, lo primero que tienes que hacer es informarte de si el hotel o el apartamento al que vas permite la entrada de animales. Documéntate bien porque cada vez son más lugares los que aceptan animales de compañía. Debes saber que, si piensas viajar en coche, la ley te obliga a instalar una barrera física entre el conductor y el lugar donde ubiques a tu mascota. Existe también un arnés especial para perros que se sujeta al cinturón de seguridad del asiento trasero. Otra opción durante el recorrido es que, si tu perro es pequeño, puedes trasladarlo dentro del trasportín.
Aproximadamente cada dos horas de recorrido es conveniente parar en un área de servicio y bajar a tu mascota del habitáculo para que beba agua y haga sus necesidades. Es muy importante que recuerdes no dejar a tu mascota en el interior del coche si decides ausentarte a tomar un café. La temperatura del coche aumenta considerablemente y a 30 ºC tu mascota puede sufrir un golpe de calor de consecuencias letales.

Si tienes que viajar en avión o en tren, cada compañía impondrá unos requisitos para el trasporte del animal. Además, tendrás que presentar el certificado de que lleva puesto el microchip y, por supuesto, la cartilla de las vacunas en regla. Si vas a viajar al extranjero es preciso que te informes bien y con tiempo en las embajadas de cada país ya que, dependiendo del territorio, te exigirán una documentación u otra.