martes, 5 de abril de 2011

Los reyes del desierto

Nuestra amiga Eva nos trae hoy a nuestro blog a los reyes del desierto. Dice así:
"Rumiantes, rodillas y tobillos con callosidades para resistir el ardor de la arena, labios de gran tamaño y curtidos para alimentarse de cualquier cosa, patas largas y delgadas pero lo suficientemente robustas para soportar su peso sobre la arena y caminar por desiertos rocosos, grandes pestañas para proteger sus ojos del viento y la arena…Éstas son algunas de las características comunes entre el camello (Camelus bactrianus) y el dromedario o camello arábigo(Camelus dromedarius), las dos especies que constituyen el género Camelus. ¿Las diferencias entre ambos? El número de jorobas sobre su lomo, el dromedario presenta una frente a las dos del camello, el pelaje del dromedario es más corto y su cuerpo menos robusto que el del camello.
Estos ungulados son originarios de América aunque hoy día habitan en las estepas y desiertos rocosos de Asia. Sus cuerpos están preparados para tolerar condiciones climáticas extremas ya que pueden soportar desde los 60º grados de verano que se alcanzan en ciertas zonas de Asia central a temperaturas por debajo de los cero grados en invierno. El ejemplo más claro de estas adaptaciones es el grueso pelaje que los protege en invierno y que se les cae cuando la temperatura aumenta en el verano".