lunes, 7 de marzo de 2011

Pequeños felinos salvajes: África y cercano Oriente

Nuestra amiga Eva, gran amiga de los gatos nos hace llegar este correo acerca de los gatos africanos y del cercano oriente.
Gato de la arena: es de color arena y vive en las tierras áridas y en las dunas de arena de Arabia y Pakistán, y en el desierto del Sáhara. Tiene la cabeza plana y la orejas anchas, además, la parte inferior de sus patas está cubierta de pelos, lo cual les protege del calor de las arenas del desierto. Es principalmente nocturno y se alimenta de roedores, lagartos y grandes insectos. (vease foto de la izquierda)
Manul o gato de Pallas: Es un gato robusto adaptado al rudo clima de las estepas bajas y elevadas de Asia Central, Irán y Afganistán, y puede vivir hasta los 4.000 metros de altitud. Hace vida diurna, es de naturaleza solitaria y se alimenta principalmente de roedores. (vease imagen de la derecha)
Serval: Tiene unas grandes orejas características, largas patas y un tamaño considerable, llegando a los 15 kg de peso. Su pelaje es dorado salpicado de rayas y manchas negras. Es un excelente nadador y se alimenta de pequeños roedores, liebres y pájaros.
Gato dorado africano: Es un felino de bosque, de pelo corto, de costumbres solitarias y poco conocidas por los investigadores. El color de su pelaje varía según la región africana en que se encuentren sus ejemplares, y lo puede presentar de un dorado intenso y uniforme de las zonas centrales y orientales, o bien pardo y con manchas en las zonas occidentales.
Caracal: Es un felino muy vistoso por sus acentuados pinceles en las orejas, debido a lo cual durante mucho tiempo se le confundió con el lince. Es un animal sedentario que vive en las sabanas y desiertos africanos, y se le puede encontrar también en Arabia y el Noroeste de la India. (vease imagen de la izquierda)

Extraido de la revista El gato en casa.