martes, 21 de diciembre de 2010

Los gorilas

Nuestra amiga Rosa quiere compartir con nosotros su último viaje a Uganda y Ruanda, donde vivió una maravillosa aventura. Hoy nos cuenta su experiencia con los gorilas y nos brinda sus fotos.
“Tuvimos que atravesar la frontera con Ruanda para realizar los trámites de entrada al país y poder llegar al Parque Nacional de los Volcanes, recorriendo una carretera que transcurre entre laderas con plantaciones de té y café, pasando entre pueblos con mercadillos multicolores, donde la gente compra y vende lo poco que tiene. El Parque Nacional de los Volcanes está formado por unas 13.000 hectáreas que protegen el sector ruandés de los montes Virunga, compuesto por seis volcanes sin actividad y tres que siguen activos en la actualidad, situados a lo largo y a ambos lados de la frontera entre Ruanda, Uganda y la Republica Democrática del Congo. En esta zona, encontramos el triángulo formado por los volcanes Karisimbi, Mikeno y Visoke, que es un santuario para los gorilas de montaña, llegándose a alcanzar altitudes en la zona superiores a los 4.000 metros. El Parque Nacional de los Volcanes se hizo famoso a raíz del estudio que empezó en 1960 la primatóloga norteamericana Dian Fossey, siendo la pionera en el estudio del comportamiento de los gorilas de montaña, labor que en la actualidad sigue la fundación que lleva su nombre. Tuvo que pagar con un alto precio la dedicación para salvar a los gorilas, ya que fue asesinada en el Centro de Investigación de Karisoke en 1985, en un crimen que en la actualidad sigue sin estar resuelto. Su vida fue llevada al cine, tres años después de su muerte, en la película Gorilas en la niebla, lo que hizo que el interés en visitar el Parque Nacional de los Volcanes aumentará notablemente, convirtiéndose en 1990 en el santuario de gorilas mejor organizado y más popular de África.
En los montes Virunga viven unos 300 gorilas de montaña en un área de aproximadamente 420 kilómetros cuadrados entre los países de Ruanda, Uganda y Congo. La población de Ruanda ronda entre 140 y 150 individuos, aunque en los últimos años los censos realizados reflejan que este número ha crecido.
Los gorilas de montaña fueron descubiertos el 17 de octubre de 1902 por un explorador alemán llamado Robert Von Beringe. Los gorilas de montaña viven en grupos que, normalmente, están formados por uno o dos machos adultos, llamados espaldas plateadas (silverback), varios machos jóvenes (blackback), hembras adultas, jóvenes y recién nacidos El pelo blanco de su espalda es signo de madurez sexual, que es alcanzada a la edad de 13 años. Empiezan a formar su grupo a la edad de 15 años, constituido éste por tres o cuatro hembras junto con algunos jóvenes. El macho de espalda plateada protege al grupo de peligros exteriores, como la intrusión de otro macho espalda plateada de un grupo vecino, de otros animales o de la presencia de furtivos. Si el macho de espalda plateada muere, el grupo se deshace.
La dieta de los gorilas es principalmente vegetariana, comiendo 27 kg de hierba cada día y llegando a diferenciarse 58 especies diferentes de plantas comestibles, enriqueciendo la dieta en ocasiones con insectos como las hormigas, que son una fuente extra de proteínas en su alimentación.
Los gorilas generalmente se mueven andando por el suelo, aunque los ejemplares jóvenes se permiten el lujo de trepar a los árboles para sus juegos, ya que su peso se lo permite. Durante la noche, cada miembro del grupo construye un nido en el suelo para pasarla; este nido únicamente lo utilizan una vez, cambiándolo todas las noches. Son animales sedentarios que no se mueven más de un kilómetro por día, trasladándose sólo grandes distancias cuando se produce una agresión con otro grupo, un cambio climático importante o la agresión del hombre. Otro dia les contaré algo más sobre los gorilas".