miércoles, 8 de septiembre de 2010

El puente del Arco Iris: un cuento de mascotas para los niños

Nuestra amiga y colaboradora del blog, Eva, nos manda una historia muy bonita de sus mascotas y un cuento maravilloso que les dejo a continuación:

Niky llegó a casa hace unos añitos. Les voy a contar.
Este cuento está dedicado a ti Marta para que vayas haciendo tu blog más y más grande y a mis nietos, sobre todo a los tres más pequeños, Héctor, Aitor y Tania y también a mi bisnieta María.
Yo tenía un niño como de tu edad, bueno, iba a mudar su primer dientecito y no se lo dejaba quitar por nada del mundo, hasta que su papá le dijo: Si te dejas quitar el diente te traigo un perrito, así llegó Niky a nuestras vidas, a cambio de un dientecillo.
Este niño es ahora el papá de Aitor y Tania.
Era un pequeño perrito ratonero, marrón, con el pecho y la tripita blanquísima y la colita corta, pero recibió el mismo cariño que si hubiese sido el perro de la raza más hermosa.
No fue fácil educarle, no.
Siempre fue rarito, jeje. No se dejaba educar en lo de hacer el pis, o las caquitas, de pequeño lo hacía donde el quería, siempre fue muy travieso.
Cuando le llevábamos al veterinario, recuerdo que se nos sacaba la cabeza del collar y se nos escapaba y nos tenía siguiéndole por todas partes hasta que él se dejaba coger de nuevo, Era muy travieso, si. Le llamábamos y el volvía la cabeza al otro lado como si dijese ¿eso es a mi? Cuando yo le bañaba en vez de él temblar de frío, temblaba yo de miedo porque me enseñaba sus dientes y se pasaba el baño gruñendo, grrrrr.
Tampoco comía pienso como los perritos de ahora, nunca lo probó. Había que hacerle su comida a base de arroz, pechuga y verduras...Fue un perrito afortunado ya que encontró en nuestra familia mucho cariño y protección, Vivió con nosotros catorce años y un día rodeado de mucho cariño cruzó el Arco Iris, si, un lugar precioso donde van a esperar vernos de nuevo, aunque no es mío, les voy a contar el significado del Arco Iris para las mascotas:
 
Dice así: " Hay un puente que queda entre el Paraíso y la Tierra, y se llama Puente del Arco Iris.
Cuando un animal que ha sido especialmente amado por alguien aquí en la Tierra muere, entonces va al Puente del Arco Iris.
Allí hay valles y colinas para todos nuestros amigos especiales, para que ellos puedan correr y jugar juntos.
Hay mucha comida, agua y sol, y nuestros amigos se encuentran cómodos y al abrigo.
Todos los animales que han estado enfermos o que eran ancianos, recuperan su salud y vigor; aquellos que fueron heridos o mutilados recuperan lo perdido y son fuertes nuevamente, tal como los recordamos en nuestros sueños de días y tiempos pasados.
Los animales están felices y contentos, excepto por una pequeña cosa: cada uno de ellos extraña a alguien muy especial, alguien a quien tuvo que dejar atrás.
Todos corren y juegan juntos, pero llega un día en que uno de ellos se detiene de repente y mira a la lejanía. Sus brillantes ojos se ponen atentos; su impaciente cuerpo se estremece y vibra. De repente se aleja corriendo del grupo, volando sobre la verde hierba, moviendo sus patas cada vez más y más rápido.
Tú has sido avistado, y cuando tú y tu amigo especial finalmente se encuentran, los dos se abrazan en un maravilloso reencuentro, para nunca separarse de nuevo. Una lluvia de besos cae sobre tu rostro; tus manos acarician nuevamente la cabeza amada, y puedes mirar nuevamente a los confiados ojos de tu mascota, tanto tiempo apartada de tu vida, pero nunca ausente de tu corazón.
Entonces los dos cruzan el Puente del Arco Iris juntos..."
 
Muchisimas gracias Eva por este cuento tan bonito